portada-fundacof5.jpg

EN QUE ALIMENTOS ENCONTRAMOS CADA MINERAL

Son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, para el problema en que este no es capaz, de genéralos por sí mismo. Es por ello que el mineral tiene que llegar atreves de alimentos. Lo que ocurre en este no siempre tenemos claro que función cumple cada uno de ellos y sobre todo en que alimento se encuentran. Este es un pequeño esquema con alguno de los minerales.

CALCIO:

  • Funciones: fortalece huesos y dientes
  • Alimentos: los loteos (queso, yogur y leche, mantequilla) son una excelente fuente de calcio, aunque también se pueden localizar en vegetales como brócoli, berza, espárragos espinacas, acelga o repollo, en te otros o pescado como las sardinas, el salmón, o el marisco.

HIERRO:

  • Funciones: Tienen un papel clave en la formación de las hermanas.
  • Alimentos: Viseras hígado carne, yema de huevo, marisco, verduras, legumbres (especialmente las lentejas), frutos secos y a las ganas frutas como la pera, la manzana, los albaricoques, las fresas, y frambuesas, la naranja, y las cerezas.

POTASIO:

  • Funciones: Similares al sodio.
  • Alimentos: Plátanos naranjas, tomates, patatas, frutos secos, cereales integrales, etc.

MAGNESIO:

  • Funciones: Ejerce una acción antiinflamatoria, protege contra infecciones, ayuda a combatir el frio y las fatigas etc.
  • Alimentos: Vegetales de hojas verdes, legumbres, frutos secos, algunas frutas (como cereza, plátanos) cacao, cereales integrales, pescado en general.

FOSFORO:

  • Funciones: Ligado al calcio es también fundamental para gozar de unos huesos fuertes y un sistema muscular en optimo estado. Interviene también en el sistema nervioso, y en el almacenamiento y utilización de energía.
  • Alimentos: Aunque está presente en muchos alimentos. Podemos destacar las almendras, el ajo, la avena, el maíz las lentejas, las coles, la lechuga, la cebolla, la manzana,  el arroz el apio,  las batatas, la francesas,  el tomate,  el pepino,  las castañas, las setas, las alcachofas,  las avellanas, y las nueces,  entre otros.

SODIO:

  • Funciones: Junto al potasio, indispensables para que el sistema muscular y nervioso funcionen normalmente.
  • Alimentos: La fuente más importante del sodio es la sal común, eso sí es muy importante no abusar de ella ya que podrá traer problemas para la salud, como el aumento de la tensión arterial. También contienen sodio otros productos como la leche, el beicon, etc.

ZINC:

  • Funciones: Es un elemento esencial para cerca de 80 enzimas vitales para el metabolismo. Es fundamental en la formación del ADN, intervienen en la producción de óvulos y espermatozoides, participa en el sistema inmunológico, en la agudeza de los sentidos del gusto y el olfato.
  • Alimentos: Hígado las carnes vacunas, el cerdo y el cordero, En menor medida, alimentos como la remolacha, el trigo el maíz las coles, la lechuga, las espinacas el melocotón, la zanahoria, el champiñón, la yema de huevo o el marisco.
portada-fundacof4.jpg

ALIMENTOS RICOS EN CALCIO QUE NO PREVIENEN DE LOS LÁCTEOS

Es inevitable hacemos esta pregunta especialmente si no nos gustan los lácteos o no podemos tomarlo debido a algunas alergias alimentarias, como la intolerancia a la galactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y los ´productos que derivan de la misma. Los productos lácteos son una de la fuente principales donde se encuentra el calcio, la leche, los yogures, el queso, el requesón, la mantequilla, la nata la respuesta es sí.

LAS LEGUMBRES:

Dentro de este grupo tenemos que destacar la soja una de las legumbres más ricas en calcio que existen. La leche de soya es una buena alternativa para aquellas personas que como hemos comentado tengan alguna intolerancia. Como a la proteína procedente de la vaca, por ejemplo.

Pero la soya no es la única legumbre rica en calcio: Las judías pintas, los altramuces, los garbanzos y las lentejas son alguna de la mejor opción para obtener estos nutrientes.

MARISCOS:

Los moluscos y los crustáceos también son otra manera de obtener calcio: los langostinos los chipirones el pulpo y los mejillones son algunos de los mas recomendados.

TUFO HUEVO Y SEMILLA:

Estos tres alimentos tienen una sola cosa en común: el tufo está elaborado a partir de la soja lo que, además de ser bajo en caloría, contiene altos niveles de calcio. Lo mismo pasa con el huevo cuya yema, posee una cantidad considerable de este nutriente.

LOS FRUTOS SECOS:

Los frutos secos son un alimento que además de aportarnos energías, también nos ofrecen calcio. Un puñadito de avellana, pistachos, nueces, castañas, o anacardos, que son los frutos secos más ricos en este nutriente, pueden ser una opción saludable que podemos incluir en nuestros desayunos o meriendas.

LAS VERDURAS Y HORTALIZAS:

Otro de los alimentos ricos en calcio que no tiene nada que ver con los lácteos son las verduras y las hortalizas. Las verduras de hojas verdes son las que más contiene: las espinacas, la col risada, el berro, el brócoli, las acelgas, los puerros el perejil, o la lechuga son algunas de ellas.

Pero también las hortalizas, aunque en menor medida, nos pueden proporcionar calcio. Algunas de ellas son la cebolla, el tomate, o la calabaza.

FRUTAS:

Además de aportarnos vitaminas que nos ayudan a cuidar de nuestro sistema inmunitario, las frutas también nos ofrecen calcio., aunque no en todas se presenta la misma cantidad. Las frutas más ricas en este nutriente son el kiwi, las fresas, las frambuesas, los higos las brevas, las ciruelas los limones, la papaya o las grosellas.

PESCADOS:

Los pescados son una fuente natural de de ácidos grasos omega3, un tipo de grasa polinsaturada que contribuye a mantener unos niveles normales de colesterol en la sangre. Pero el pescado concretamente el azul, también contiene calcio, podemos contraerlo en las sardinas, el bacalao, el lenguado, el desugo, la dorada el salmón o el atan.

Una dieta que aporte la cantidad suficiente de calcio y vitamina D y un paseo de 20-30 minutos diarios debe ser suficiente para cubrir las necesidades del organismo en las personas sanas. No obstante, el control periódico de la densidad de mas ósea mediante una densitometría permite saber si se está sufriendo la descalcificación de los huesos, en cuyo caso el médico decidirá la conveniencia de completar el aporte de calcio y vitamina D mediante suplementos nutricionales.